jueves, 24 de diciembre de 2015

"NAVIDAD QUE VUELVE"

Generalmente las navidades traen consigo todo tipo de recuerdos, para algunos tristes, para otros alegres; Sin embargo para  López esta navidad del 2012, fue mas bien distinta. En los ires y venires de las gentes que salen de compras  de un lugar a otro, corriendo, buscando, escarbando lo que muy seguramente sería el regalo prometido; Actividad más bien repelente para López, pues no significaban   ningún tipo de emoción, ni mucho menos el santo grial de los eventos;  ya que su objetivo para ese 24 de diciembre, era simplemente el de encontrarse con Mónica, una  chica que días antes había conocido por intermedio de su mejor amigo, ¡Guarín! un casanova sin fronteras, quien no temía hacer de las suyas con cuanta fémina se le presentara.

Mónica, una mujer tímida de rostro angelical, pero con una particularidad bien definida, su ternura y amabilidad, características especiales que de sopetón fueron  las  que impactaron y llamaron la atención  de López.

El con muchas ansias esperaba el momento para encontrarse con ella; Si bien López no era un comprador compulsivo ese día optó por tener a la mano, un detalle que muy seguramente la sorprendería. El sitio acordado para el encuentro  se hizo vía telefónica, lo que produjo en López una ansiedad mayor e inalterable, con el fin de conocer más de cerca la vida privada ¿y por qué no? hasta lo publica de Mónica.

A medida que se acercaba paso a paso, lento pero seguro, con la firme convicción y certeza  de haber encontrado la que sería la mujer de su vida, la chica de sus sueños, ¡López allí llegó!..


Una vez en el punto de encuentro a la hora acordada, López espero de manera meticulosa y prestando mucha atención a todo lo que se moviera, para no perder de vista a la fémina, en caso dado que apareciera en  medio de la muchedumbre consumista. Y con la paciencia que caracteriza a un ser humano que se encuentra a la deriva de la expectativa, miraba el reloj que sin duda alguna, corría con la parsimonia del segundero, pero Mónica no aparecía; Tal vez había pasado algo así como 30 minutos, desde que arribó López al lugar del encuentro, y  la desilusión ya tomaba parte de  sus emociones, pero sin perder la razón  y la esperanza de repente sonó su celular…

Era Guarín, su amigo, el casanova aquel, que en otrora con su pavoneo de macho alfa para con el sexo opuesto, siempre desdibujo  la moral y la ética, sobre todo en lo que se refiere a mujeres.  Y su llamada era tan oportuna, como la fecha que se celebraba y en la que le comunicaba lo siguiente:

-       ¡Ha muerto!

¿Qué? ¿Cómo? ¿quién?

Fue la actitud e inquietud de sorpresa, que impávido resaltaba López a guarín, ante la llamada telefónica..

-  ¿No está  viendo  acaso las noticias?  Preguntó Guarín..!

Y precisado sobre detalles, le informó a López, que el colectivo que había abordado Mónica en dirección al encuentro, había sufrido un accidente bastante grave, a tal punto que el tanque de combustión estalló, y lo peor del caso,  que la única pasajera y víctima fatal de la tragedia, había sido Mónica, excepto por el conductor que sobrevivió al incidente. 

- Esto te lo informo, porque ella había estado en mi casa, y fui yo, quien la acompañe y despache en el transporte.

Sin musitar palabra, estupefacto y sintiéndose traicionado por el destino, dejó caer al suelo, el móvil telefónico y así mismo el regalo sorpresa que tenía para ella, el cual dejaba entrever que se trataba de un peluche navideño. Y tal vez sin remordimientos con la vida, pero reflexionado sobre el suceso, se fue  caminado desconcertado al son de una melodía que sonaba en un segundo plano y rezando irónicamente lo siguiente:
     

 "Navidad que vuelve,   bendición  del año, unos van alegres, otros van llorando”
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Contacto

Contacto