lunes, 9 de abril de 2018


  DE LA LIMPIEZA A LA
                                     IMPUNIDAD 

           " UN GRITO EN EL SILENCIO DE LA IMPUNIDAD"


 LA INTRO 
La narración de esta historia (Audio) comienza  con el testimonio de una de las víctima sobrevivientes (omite su nombre por seguridad)  de una masacre[1] ejecutada en la localidad de Suba en el año 1997, donde fueron asesinados 4 jóvenes por parte de lo que se conoce como la mano negra o las águilas negras incluso autodenominados, fuerzas oscuras del orden, o sencillamente "Limpieza social" que buscan desaparecer lo que ellos suponen, son personas indeseables para  la sociedad.  Aquí menciono víctimas porque irónicamente, también estuve  involucrado en este hecho repudiable,  que a decir verdad, fue un impacto psicológico  y traumático del que luego me repuse con dificultad, pero que deseo dejar en evidencia en mi posición  como  periodista, a través de este reportaje sonoro con una  retrospectiva  judicial. 





 LOS HECHOS
Juiciosamente al reconstruir los pormenores del suceso, debo decir que esta experiencia, que no se la deseo a nadie, comenzó con el encuentro de amigos y parceros de barrio, como coloquialmente nos referimos con quien compartimos en la esquina, en la cancha, o en el parque,  lugares comunes de encuentro. Por aquel entonces  con apenas  17 años de edad, llevaba a flor de piel una vida  desordenada, ya que la oportunidades para salir adelante eran totalmente nulas. Esa noche como de costumbre nos reunimos 7 personas en un potrero  que a la vez amenizaba de parque para los habitantes del sector,  en aras de conversar, tomarnos y fumarnos alguito, (Licor, Cigarrillos y hasta marihuana). No soy supersticioso, pero da la casualidad que entorno a la conversación que sosteníamos, salio el tema de la muerte, bajo la inquietud de su significado y lo que considerábamos como seres de un misterio del que nadie sabe absolutamente nada. Por supuesto cada uno daba su parte con opiniones realmente efímeras y superficiales. Sin embargo, ahí fue que comenzó el calvario. Pasadas las 8 de la noche a la entrada del potrero, dos hombres de corte militar, (lo digo por su cabello) poco a poco se fueron  acercando, y yo alertando al grupo, les manifestaba la presencia de los extraños, que en principio ninguno presto atención, excepto cuando arrimaron al grumo montañoso de pasto, donde estábamos sentados, bajo la pregunta: ¿Ustedes que están haciendo acá?  Y sin  alcanzar a dar respuesta, uno de los compañeros de nombre Fidel, cayo muerto por el primer impacto de bala que recibiría en su rostro. Ante la imagen y la explosión de las ráfagas, mas allá de quedar petrificado, lo primero que  se me vino a la mente era correr por mi vida,  encomendándome por supuesto a la ayuda divina, y al salir corriendo tome una dirección para nada afortunada, pues loma arriba y en medio de los arbustos, logre esconderme, escuchando en la parte baja del lugar las suplicas y la clemencia de los infortunados que quedaron en manos de sus asesinos. Dure resguardado por casi 2 horas, las cuales sentí eternas ante el terror que me acechaba, y apenas tuve la oportunidad, salí despavorido y bien librado de aquel potrero de la muerte; incertidumbre que me tenia pensativo, ya que bajo la confusión de los hechos, no sabia lo que realmente  había sucedido.  Recuerdo que cuando llegue a mi casa, pasadas las 10 de la noche, lo único que hice fue enrollarme entre cobijas e intentar  dormir, pero  no pegue el ojo esa escalofriante noche. 

CARICATURA BETO
Al siguiente día y bajo el estrés del trasnocho, le pedí a mi hermano, me acompañara a trotar, pues seguramente un poco de ejercicio me ayudaría  liberar la pesadilla de la noche anterior. Pero para ser honestos, lo hice con el pretexto de ir a verificar  lo obvio, y una vez que llegamos al lugar, desde la distancia me encontré con una escena  desgarradora, ya que el CTI, junto con la Policía nacional, acordonaban el lugar para proceder al levantamiento de los 4 cadáveres, que quedaron tendidos sobre el césped en diferentes posiciones, como si hubiesen intentando salvar con infortunio sus vidas. El panorama que veía y que jamas olvidare, simplemente me aterrorizo con un escalofrió que estaba mas  allá del miedo mismo, y lo único que se eme ocurrió en ese momento, fue salir con apuro de ese lugar para nunca mas volver.  


EL REPORTAJE
Años después y ante la situación de lo sucedido, me di a la tarea de  compilar  una serie  de entrevistas con personas que  fueron testigos claves de los hechos, así como voces  de autoridades, expertos y periodistas  que  me dieron luces de lo que ha significado el impacto del fenómeno de la limpieza social, (Matanza social, exterminio extrajudicial o sistemático[2],) (Sarria Carlos,2002.) y que  hace parte de los conflictos sociales de Colombia,  y  poco se le ha prestado atención, excepto de unas pocas investigaciones adelantadas por el CiINEP, tesis de grado o finalmente el informe del centro de memoria histórica.  

Conozca el informe  “Limpieza social Una violencia mal nombrada” http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/descargas/informes2016/limpieza-social/limpieza-social.pdf

“La “mal llamada limpieza social”, de este momento en adelante nombrada como exterminio, aniquilamiento o matanza social, forma parte de esas corrientes de estigmatización que cruzan con persistencia la historia de la humanidad. La brutalidad del homicidio a sangre fría de gentes definidas por una identidad social, ciertamente, encuentra un primer lugar de comprensión en esa gramática: una identidad juzgada como peligrosa la torna en depositaria del mal condenándola a la proscripción y al homicidio. El exterminio social practicado en Colombia escribe otra página del atiborrado libro de la ignominia de la humanidad (Limpieza social - Una violencia mal nombrada, CENTRO NACIONAL DE MEMORIA HISTÓRICA)”

En el  imaginario colectivo popular, queda reflejado el completo rechazo de esta practica de miedo y terror,  que no estuvo muy lejos de otros acontecimientos que se evidenciaron en sectores de la capital, como la localidad de ciudad Bolívar. Entonces aclaremos algunos puntos importantes; Primero la condición de víctima; Según la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras 1448 de 2011 estable que: 

“Las personas que individual o colectivamente hayan sufrido un daño por hechos ocurridos a partir del 1 de enero de 1985, como consecuencia de violaciones graves y manifiestas de las normas internacionales de Derechos Humanos y de infracciones al Derecho Internacional Humanitario ocurridas con ocasión del conflicto armado interno. También se consideran víctimas las personas que hayan sufrido un daño al intervenir asistir a la víctima de los hechos antes referidos que estuviese en peligro, o para prevenir esa victimización. También son víctimas los niños que nacieron a causa de un abuso sexual cometido en el marco del conflicto armado.”



Por otro lado el  concepto de "Masacre" que conforme a la real Academia Española de la lengua,  lo define como, "el asesinato de un número plural de personas por lo general indefensas, producidas en un ataque armado o causa parecida[3]."  Entonces ante la multiplicidad del hecho, el asesinato sistemático de inocentes es considerado "Masacre" a partir de 4 personas, o por lo menos así lo plantea  la defensoría del pueblo[4]. Entonces bajo el anterior argumento vemos que la limpieza  social es una de las formas como los seres humanos se deshacen de sus pares, por considerarlos fuera del orden establecido, aun cuando estos no le aportan a la sociedad; Aunque su significado tiene connotaciones de grueso calibre,  tras de este tipo de hechos también viene acoplada  una “maquinaria de muerte y asesinato” que a su vez llevan a una sola dirección, con un idea muy naturalizada en Colombia,      
“LA IMPUNIDAD[5]

Lea y escuche también  "Un Río de Voces que claman"

Entonces surgen muchas inquietudes de la problemática, que por años ha azotado y amedrentado comunidades enteras, generalmente de los barrios populares.  ¿Quién Fue  el que dio la orden para asesinar a personas inocentes? ¿quién se hará responsable por estos hechos? ¿Cómo operan?  ¿qué Ocurre con esos casos? Incluso el informe del CMH plantea las suyas.

"¿En razón de qué una práctica tan horripilante como la “limpieza social” goza de tanta aprobación? ¿Cómo explicar que ese ejercicio de exterminio y muerte se disemine entre ciudades y veredas, mientras el Estado enmudece y una parte de la sociedad aplaude? )( INFORME-limpieza-social 2013 )"

Panfleto de las Aguilas Negras 
Despues de decantar  alguno conceptos importantes, a  continuación  podrás escuchar el reportaje que resalta con testimonios y relatos, lo que sucedió, la naturalización y la evidencia de esta práctica, que según investigaciones, se utilizó como una forma para sembrar terror en los años 70s en la ciudad de Pereira, (INFORME-limpieza-social 2013).  Por mi parte, no me queda más que afirmar que la vida es sagrada,  que irónicamente tengo una oportunidad para contar la experiencia y que puedo  hacer un grito en el silencio de la impunidad;  Pues ninguna causa, sea cual sea, justifica el arrebatamiento de una vida humana . La crónica/reportaje fue ganadora de la sexta versión del festival de  la imagen de la universidad Santo Tomás 

Productor: Rw
Titulo original: De la limpieza a la impunidad
Año de realización: 2008
Género:   Cronica reportaje
Formato: Mp3/.WAV
Duración: 14:42



[1] Matanza indiscriminada de personas  indefensas.

[2] También se le llamará operaciones de exterminio o de aniquilamiento. En ocasiones se usarán los términos exterminio o aniquilamiento, dejando claro que están calificados por el adjetivo “social” para diferenciarlos de otras formas de exterminio y “limpieza”.


[4] Todos estos son crímenes miserables    y violaciones masivas a los derechos fundamentales - Sistema de alertas tempranas – SAT.

[5] Impunidad, del vocablo latino impunitas, es un término que refiere a la falta de castigo. Se conoce como castigo, por otra parte, a la pena que se impone a aquel que ha cometido una falta o un delito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Contacto

Contacto